Accesibilidad a la Información y la Comunicación -

Accesibilidad a la Información y la Comunicación

 

El acceso a la información y la comunicación es un derecho de participación que no todos tienen garantizados, pues no se dan las condiciones de igualdad para aquellas personas que encuentran problemas de accesibilidad en diversos espacios de su vida.

 

ACCESIBILIDAD

De entre los espacios claves y fundamentales de participación de las personas, está el de la información y la comunicación, tanto a nivel público como privado.

Cuando hablamos de participación, estamos refiriéndonos a las posibilidades que tenemos las personas para acceder, por ejemplo, a actos de carácter cultural, deportivo, social, académico, político, etc… Pero, en realidad, ¿en este tipo de actos, tenemos aseguradas las oportunidades de participación en igualdad de condiciones todas las personas, incluyendo las que tenemos sordera o pérdida auditiva? Bien, pues, cuando se organizan actos o eventos, sean de carácter público o privado, nos gustaría pensar que contamos con los recursos humanos y técnicos que faciliten la accesibilidad tanto a nivel de comunicación como a nivel arquitectónico, de manera que no nos encontremos con barreras que nos impidan participar.

 

En el caso de las personas sordas, nos referimos a la accesibilidad a la información y la comunicación, para lo cual hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Reserva de las primeras filas para personas sordas o con pérdida auditiva, tanto si se comunican en lengua oral como en lengua de signos, para ver más de cerca a los intérpretes de lengua de signos, para poder seguir mediante lectura labial a los ponentes, para poder leer el subtitulado que se proyecta a través de las pantallas, además de una adecuada y mejor percepción acústica.
  • Disponer de una megafonía de calidad e inteligible para personas con pérdidas auditivas más leves.
  • Los dispositivos de aviso de emergencia que transmitan por vía auditiva y visual (sonora y luminosa).
  • Una adecuada iluminación que permita que las personas sordas vean, sin sombras o interferencias que impidan discriminar la información que transmiten los intérpretes de lengua de signos; o que obstaculicen la lectura labial en los ponentes.
  • Sistemas de amplificación de sonido para usuarios de prótesis auditivas (audífono e implante coclear): bucles magnéticos y equipos de frecuencia modulada.
  • Intérpretes de lengua de signos: el número de intérpretes debe ser suficiente para la duración del evento, previendo los necesarios descansos de los traductores y facilitando previamente a los mismos las copias del programa y de las ponencias.
  • Subtitulación: se debe contar con servicios de estenotipia computerizada para leer la información que se transmita en pantalla a tiempo real; considerando,  si fuera necesario, la estenotipia computerizada en más de un idioma. Asegurar siempre que los recursos como fotografías, gráficos, vídeos o DVD que se empleen estén subtitulados.
  • Las páginas que contengan información sobre el evento deben ser accesibles.
  • Asegurar que al utilizar  transparencias, presentaciones informáticas o diapositivas, éstas sean fácilmente visibles con copias en folletos.
  • Es necesario que los moderadores reproduzcan las preguntas que se formulan desde la audiencia, para seguir satisfactoriamente las respuestas de los ponentes o comparecientes.
  • En los formularios de inscripción de los eventos, se deben indicar los recursos de accesibilidad previstos y solicitar a las personas que se inscriban que hagan constar qué tipo de adaptaciones específicas necesitan.

 

En realidad, nos podemos encontrar que estos requerimientos de accesibilidad indicados no suelen cumplirse en su totalidad. En determinadas ocasiones, suele concederse más importancia al aspecto estético que a la accesibilidad, relegando esta segunda a un segundo plano. Generalmente, la experiencia nos muestra que se suelen colocar a los intérpretes en lugares no apropiados para la visibilidad de los usuarios, porque se consideran un “obstáculo estético”; o que las primeras filas se reserven a personas VIP, en detrimento de las personas sordas o con pérdida auditiva.

El siguientes vídeo muestra un buen ejemplo de todo lo señalado anteriormente para garantizar la accesibilidad. Se trata de un acto organizado por el Centro Nacional de Tecnologías de la Accesibilidad (CENTAC), un modelo de organización y esfuerzo institucional que debería ser considerado en cualquier evento público:

https://www.youtube.com/watch?v=yKyWxqcm0jE

 

En el ámbito privado,  nos  referiremos  al uso de una herramienta que,  hoy en día, se supone que está al alcance de cualquier usuario: Internet. Y es que parece que no se conoce bien la brecha digital que a muchas personas nos afecta; a saber, información, formación, recursos…  distribuidos a través de la red, carecen de subtítulos con el consiguiente perjuicio para las personas sordas o con pérdida auditiva.

La accesibilidad en Internet depende de un correcto diseño y elección de todos los componentes informáticos, incluido el software. Si los programas no recogen los requisitos de las personas con diversidad funcional, no podrán ser usados por ellas y, por tanto, los dispositivos electrónicos perderán todo el potencial para facilitar la comunicación y el aprendizaje en las personas que se encuentran con distintos tipos de limitaciones. Por ello, al hablar de la accesibilidad en Internet, es importante considerar lo siguiente:

  • Posibilidad de presentación de información en diferentes formatos: audio, texto, luminoso…
  • Tipo de lenguaje empleado: claro, sencillo y directo, si está adaptado al nivel comprensivo del usuario, evitando anglicismos y jergas informáticas.
  • Los mensajes de aviso deben ser sonoros y visuales y permanecer hasta que el usuario confirme que los ha leído y los desactive.
  • Compatibilidad de los programas y el sistema operativo con los tipos de ayudas técnicas para la audición.
  • Compatibilidad de los programas y el sistema operativo con los programas de reconocimiento de voz y con soportes en lengua de signos.
  • La ubicación del ordenador es necesario que sea donde no haya reflejos procedentes de ventanas o de la luz artificial, para ello convendría considerar si instalar cortinas o persianas apropiadas y ajustar la posición de las luces. Sería también conveniente eliminar los ruidos ambientales, las reverberaciones  y cualquier tipo de interferencia  que pueda distraer la atención o dificultar la audición.
  • En relación a los sitios web: El texto debe ser de una sintaxis clara y simple, de manera que el lenguaje sea adaptado al nivel comprensivo del usuario, evitando anglicismos y jergas informáticas. En muchos casos, sería de gran utilidad incluir, como complemento al texto, un vídeo en lengua de signos. Se debe proporcionar subtítulos y transcripción de sonidos.

Todos estos requisitos son inmediatamente detectados, casi intuitivamente, por las personas sordas que rápidamente valoran sitios webs y aplicaciones como accesibles o no, facilitadoras de la información y la comunicación o limitadoras de las mismas, tomándolas como útiles o desechando su uso

 

Un aspecto fundamental a tener en cuenta es que, si bien debe recalcarse que existe un consenso acerca de la necesidad de implementar los requisitos indicados para asegurar la accesibilidad, a veces, los responsables públicos llegan a olvidarlos u omitirlos, siendo las personas que sufren las barreras de información y comunicación las que debemos recordar constantemente que “accesibilidad” es algo más que una palabra que favorece la imagen de un organismo, institución o servicio; algo más que un valor añadido por el que pueden optar; y por supuesto, algo más que simples números a considerar en una balanza económica. La accesibilidad es un derecho que debe ser garantizado en todos los casos, un valor moral que debe regir la interacción con las personas que sufren las barreras de comunicación e información o de cualquier otra índole.

 


 

¿Aprender la Lengua de Signos?

Sistemas de Comunicación y Lengua de Signos.

Definición de Persona Sorda.

¿Qué es la Comunidad Sorda?

Identidad Cultural.

Accesibilidad a la Información y la Comunicación.

Dactilología (alfabeto dactilológico).

Lengua de Signos: vocabulario y recursos.

Preguntas frecuentes.

Direcciones de interés.

 


 

Regresar a página principal ⇒ LENGUA DE SIGNOS

 

 

 

Fuente

http://lsefacil.es/la-lse-frente-otros-sistemas-de-comunicacion/