Lengua de Signos -

Lengua de Signos

 

¿Qué es?

La Lengua de Signos nace de la comunicación natural, basado en la experiencia visual que se tiene del entorno. Las investigaciones constatan que no es universal, sino que cada país o región tiene su propia Lengua de Signos.

En cuanto a su estructura, tiene los mismos niveles lingüísticos que las lenguas orales, si bien con características propias que la diferencian, como son las siguientes:

  • Uso del canal visual y gestual, frente a las lenguas orales que emplean el canal auditivo y oral.
  • Las manos, los brazos, el tronco y el rostro son los órganos de articulación.
  • La unidad mínima de significado con sentido es el signo.
  • La articulación de estos signos constituyen siete parámetros formativos ⇐:
    • la configuración y forma que adoptan las manos,
    • el movimiento que realizan,
    • la orientación que adoptan,
    • el punto de contacto con el cuerpo,
    • el lugar de articulación del signo lingüístico,
    • el plano en el que se coloca el signo y
    • los componentes no manuales (la expresión facial).

Además del aspecto fonológico, determinan el aspecto morfosintáctico (el uso del espacio y la simultaneidad en la producción del signo); el aspecto semántico; y el uso o pragmática del lenguaje (al igual que las lenguas orales, con los que se transmiten los conocimientos).

 

Ideas erróneas en torno a la Lengua de Signos

  • La Lengua de Signos no es mimo.  Si bien el mimo es un recurso expresivo que puede ser utilizado con facilidad por las personas Sordas, no es lo que caracteriza la Lengua de Signos, pues equivaldría a decir  que la lengua oral son solo onomatopeyas.

 

  • Las Lenguas de Signos no son sistemas artificiales de comunicación o sistemas aumentativos de las lenguas orales. Se tiende a creer que las Lenguas de Signos tienen como único objeto apoyar el aprendizaje de la lengua oral obviando que esta lengua tiene valor por sí misma.

 

  • La Lengua de Signos no se reduce al alfabeto dactilológico. Muchas personas piensan que las Lenguas de Signos son representaciones del alfabeto dactilológico, cuando es sólo un recurso que consiste en representar cada una de las letras del alfabeto utilizado en determinadas situaciones o contextos restringidos, como cuando se deletrean los nombres propios de personas no conocidas aún, y que no tienen un signo que represente un concepto o les asocie a un rasgo de su identidad personal.

 

  • La Lengua de Signos no es universal. Es un error generalizado el considerar que estas lenguas tienen un carácter universal. Hay que partir de la base de que comunidades de sordos alejadas geográfica y culturalmente, como pudiera ser el caso de España y Nueva Zelanda, presenten completas diferencias lingüísticas. Incluso, a nivel del Estado español, podríamos hablar de dos lenguas: La LSE que se emplea en prácticamente todo el Estado,  y la LSC de uso tan sólo en Cataluña. También, en una misma lengua, podemos encontrarnos con variedades lingüísticas, particularmente en el léxico, como por ejemplo, la que se utiliza en el País Vasco, frente a las utilizadas en Comunidades como la de Madrid o la de Valencia.

 


 

¿Aprender la Lengua de Signos?

Sistemas de Comunicación y Lengua de Signos.

Definición de Persona Sorda.

¿Qué es la Comunidad Sorda?

Identidad Cultural.

Accesibilidad a la Información y la Comunicación.

Dactilología (alfabeto dactilológico).

Lengua de Signos: vocabulario y recursos.

Preguntas frecuentes.

Direcciones de interés.

 

 

 

Fuentes

http://www.fundacioncnse.org/lectura/acercate_comunidad_sorda/acercate_comunidad_sorda_2.htm

http://lsefacil.es/parametros-formativos-del-signo/