La era digital, un  reto de difícil alcance para personas sordas o con pérdida auditiva. -

La era digital, un  reto de difícil alcance para personas sordas o con pérdida auditiva.

 

Estamos asistiendo a una revolución tecnológica – digital, que se nos presenta como la nueva era o el nuevo paradigma, con sus instrumentos y medios que sirven, por un lado, para la adquisición de conocimientos y, por otro, para el desarrollo de múltiples acciones aplicadas a, prácticamente, todos los ámbitos de la vida, incluida la privada. Para quienes estamos en transición de un paradigma a otro, es todo un reto de desigual nivel o alcance, que implica una reconversión íntegra, con el consiguiente riesgo de que, si no nos adaptamos a la velocidad con que se está produciendo la evolución tecnológica, nos convertimos en los nuevos “analfabetos”, lo que se traduce en una nueva brecha que nos aleja de la realidad global.

Para las personas con sordera o pérdida auditiva, el proceso de inmersión socio-cultural y económica al nuevo paradigma, a nivel instrumental, representa una ancha brecha para poder acceder a los métodos cada vez más implantados y generalizados de información y comunicación apoyados en las TICS, pues  nos limita poder resolver situaciones que afectan a nuestra vida diaria, así como las posibilidades de formación para acceder a profesiones que requieren de perfiles cada vez más especializados. Necesitamos procesar por adecuados cauces para participar en la coyuntura que nos toca vivir, es decir, una era de “grandes cambios y oportunidades” para reinventarnos vocacionalmente y emprender proyectos profesionales.

Hoy en día, existe una gran oferta formativa a través de internet, que, en teoría, te predispone a una mayor independencia para capacitarte y emprender profesionalmente, con el fin de lograr posicionamiento en un mercado global altamente competitivo, con herramientas y recursos en constante y vertiginosa renovación.

 

¿En qué lugar nos encontramos las personas sordas en esta nueva era digital?  

Como decía, la actual era digital no ofrece iguales oportunidades para las personas sordas o con pérdida auditiva.

Basándome en experiencias propias y de personas con sordera con intención de acceder a la formación on line, las respuestas obtenidas de entidades o sujetos de iniciativa privada, que imparten esta modalidad de formación, nos indican que asistimos a una realidad que adolece de falta de voluntad para facilitar la accesibilidad en las TICS para la formación, sabiendo que es técnicamente factible y sin que suponga coste económico.

 

 

Algunos apuntes sobre la Brecha Digital en la Sociedad de la Información y la Comunicación

Dado el impacto que están teniendo las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación en, prácticamente, todos los ámbitos de nuestra vida, convendría que las instituciones competentes hiciesen un seguimiento de equiparación de oportunidades, atendiendo especialmente a ciertos sectores de la población, como son las personas con discapacidad auditiva, ya que nos resulta difícil o imposible participar en igualdad de condiciones.  

No se entiende cómo a la velocidad con la que marcha la evolución tecnológica, ésta no vaya acompañada de una rigurosa vigilancia para permitir el uso a sectores de la población con riesgo de exclusión social.

De acuerdo con la declaración de principios de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información, llevado a cabo en Ginebra (Suiza) en 2003, la sociedad de la información debe estar centrada en la persona, integradora y orientada al desarrollo, en que todos puedan crear, consultar, utilizar y compartir la información y el conocimiento, para que las personas, (………)  puedan emplear plenamente sus posibilidades en la promoción de su desarrollo sostenible y en la mejora de su calidad de vida, sobre la base de los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas.

Aun quienes se muestran optimistas con respecto a la sociedad de la información, han de admitir y ser conscientes de que la brecha digital es uno de los principales obstáculos en este modelo de desarrollo. (…….) este fenómeno se refiere a todos aquellos sectores que permanecen, por muy diversas razones, al margen de los beneficios y ventajas asociados a las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

Por otra parte, de acuerdo con Eurostat, (… ) la Brecha Digital, hace referencia a las diferencias que hay entre grupos según su capacidad para utilizar las TIC de forma eficaz, debido a los distintos niveles de alfabetización, carencias, y problemas de accesibilidad a la tecnología.

Una de las consecuencias de la brecha digital es el retraso, así como la dificultad que enfrentan las personas para salir de las condiciones de pobreza por tener problemas en la toma de información por la falta de acceso a nuevos conocimientos, lo que lleva a esta parte de la sociedad a la ignorancia y falta de comunicación social por la limitación de información que, además, los limita a actividades primarias.

 

Conclusiones

La legislación vigente contempla la inclusión de todos los sujetos, atendiendo a su diversidad, lo que comporta la adecuación de los medios y recursos a las necesidades individuales.  En este sentido, pienso que existe capacidad legal y jurídica, que permiten a todas las personas con necesidades específicas, reivindicar la adaptación de los medios y recursos, para poder beneficiarse de una formación que les permita integrarse y desarrollarse en igualdad de oportunidades en esta era de la sociedad de la información y la comunicación.

Los centros o sujetos con iniciativa privada que imparten formación on line, sería bueno que se sensibilizaran y se comprometieran a hacer accesibles los recursos de la formación para los colectivos con diversidad funcional, porque, si no es así, entiendo que adolecen de falta de vocación universal, ya que únicamente favorecen a ciertos sectores con restrictivos requisitos. Estos grupos de iniciativa privada, cada vez más numerosos, si están orientando sus servicios al bien común, les invitaría a que revisasen su praxis y su vocación, por encima de los intereses económicos que genera la nueva economía.

Creo que, cuando se trata de un bien que pones al servicio de las personas y de la sociedad en conjunto, de oportunidades de compartir conocimientos para la promoción y el desarrollo de las capacidades que contribuyen al bien común, debería contemplarse la posibilidad de una vigilancia del cumplimiento de la ACCESIBILIDAD UNIVERSAL que propicie el reconocimiento y la inclusión de la diversidad, como gran proyecto eminentemente humano y social.

 

 

It's only fair to share...Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *