¿Por qué aprender la Lengua de Signos? -

¿Por qué aprender la Lengua de Signos?

 

Mi saludo en Lengua de Signos.

 

El hecho de que personas sordas tengamos habilidades para la comunicación oral no significa que no necesitemos la Lengua de Signos, dadas las implicaciones de la sordera en función de determinadas características. La lengua de signos, para muchos de nosotros, es la alternativa natural no sólo para comunicarnos con personas usuarias de dicha lengua, vinculadas o no a la Comunidad Sorda, sino también para acceder a la información a través de los Intérpretes de Lengua de Signos en situaciones como en conferencias, en reuniones de trabajo, en clases académicas, etc..

En otros supuestos, para personas que, por una u otra razón, no lleguen a dominar o no sean usuarias habituales de la Lengua de Signos, pueden ser de gran ayuda tener un conocimiento básico de dicha lengua, o aprender algunos de sus signos, con el fin de paliar las barreras de la comunicación, sirviendo ésta como recurso aumentativo en unos casos, y en otros como alternativa, dependiendo de las situaciones. Véase definición de Sistemas Alternativos y Aumentativos de la Comunicación.

Por otra parte, a mi entender, no tendría sentido que una persona decidiera aprender la Lengua de Signos si no tiene con quién utilizarla, es decir, si en sus ámbitos de relación y comunicación como son la familia,  sus amistades o personas de su confianza, o el profesional al que acude con regularidad, etc.., va a mantener la estrategia audio oral.  En este sentido, para establecer la comunicación, en vez de recurrir a medios como la escritura, no por ello prescindible según las situaciones, es mucho más cómodo y práctico, incluso útil, que las personas con las que se relaciona habitualmente aprendiera la lengua, como si se tratara de otro idioma. Además, con ello, contribuiríamos a la satisfacción de todos, a su normalización, diversificación e inclusión.

 

It's only fair to share...Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *